Servicio Especial

Daniela Velázquez
Querétaro, Qro. | 28 Mayo 2019
TCDQ
Fotografía: Daniela Velázquez

"La Palabra de Dios No Regresa Vacía"

Isaías 55:6-11

8 Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. 9 Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos. 10 Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra, y pan al que come, 11 así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.

 

Dios les bendiga amados hermanos, queremos compartir el maravilloso tiempo que Dios nos ha permitido tener el día domingo 26 de mayo en nuestro servicio dominical, un servicio especial, el cual fue realizado en la parte superior en donde será nuestro Tabernáculo, vivimos un tiempo de cambio y de oportunidad para salir del sótano, y darnos cuenta que es el tiempo de emerger a un nuevo espacio para adorar a Dios.

En continuidad al trabajo que se ha venido realizando en nuestra localidad nuestro Hno. Daniel Velázquez, fue el voceador de la Palabra de Dios quien nos comentó, la importancia de tomar acciones de lo que se ha venido hablando, y que es tiempo de salir del sótano para producir resultados como Simiente de Dios.

Tenemos que seguir trabajando en revisar nuestras bases, y construir sobre bases sólidas como una verdadera Iglesia Establecida, donde Dios hable su Palabra y no regrese a Él vacía, si no con frutos dignos.

Llenando nuestros corazones de inspiración y motivación para seguir hacia adelante y poder ver nuestro nuevo edificio en el lugar donde Dios quiere que estemos.

Al finalizar la predicación levantamos nuestras manos recibiendo la luz de un nuevo día. “NOSOTROS SOMOS QUIENES PRINCIPIAMOS EL CAMBIO”

Damos gracias a Dios por este tiempo tan glorioso que nos ha permitido vivir y al Ministerio Apostólico de nuestro país por el trabajo y la vida que han compartido con nosotros.