Tiempo de Edificar

Daniela Pérez
Querétaro, Qro. | 26 Septiembre 2019
TCDQ
Fotografía: Daniela Velázquez

"Porque nosotros somos colaboradores de Dios,

y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios"

San Juan 17:21

para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí,

y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros;

para que el mundo crea

que tú me enviaste.

A través de esta nota queremos expresar nuestro sentir por el resultado obtenido en el Tabernáculo de la Ciudad de Querétaro. Viendo la necesidad de emerger a un tiempo de cambio, y poder entrar a un espacio de edificación de nuestro Tabernáculo; bajo dirección del Espíritu Santo se tomaron acuerdos con cada miembro de Iglesia para formar parte de este logro, y así poder tener el material para dar inicio al trabajo.

Con lo cual el pasado fin de semana tuvimos el privilegio de tener en nuestros medios a nuestro Pastor el Hno. Ángel González y Hno. Alberto Gómez, Apóstol del Señor Jesucristo, acompañados de una comisión de hermanos.

El día viernes por la tarde nuestros hermanos Ángel González, Alberto Gómez y Tirso Pérez, juntamente con un grupo de hermanos de la Iglesia local se reunieron para afinar detalles y así dar inicio a la construcción de nuestro tabernáculo.

Por la gracia de Dios el día sábado se dio el banderazo de salida para este proyecto donde con mucho entusiasmo llegaron desde muy temprano hermanos del Tabernáculo de la Ciudad de Querétaro y de igual manera una comisión de hermanos del Tabernáculo de la Ciudad de México, dispuestos a trabajar y dar inicio a la obra.

Por la mañana del día domingo tuvimos nuestro servicio de resurrección tomando el lugar un joven, nuestro Hno. Enrique González, quien trajo el tema: “Todos somos uno” mencionando la importancia de venir y reflexionar ¿Dónde está nuestro objetivo? ¿Dónde esta nuestro motivo y dónde está nuestra actitud? Si tenemos una actitud correcta eso traerá a Dios a la escena. Recalcando el cambio en el cual hemos arribado y por consiguiente debemos ponernos de acuerdo y entrar en esa unidad espiritual para lograr grandes cosas, y obtener doble fuerza para trabajar todos juntos en armonía.

Después de la predicación tomó lugar el Hno. Alberto Gómez, para dar indicaciones del trabajo y motivar a la Iglesia a no detenerse en este tiempo de edificación que tenemos y el cual abarca todos los aspectos. Al finalizar el servicio dimos continuidad a las labores y pudimos sentir una unción muy especial.

Pedimos de sus oraciones para que Dios nos de fuerzas en este trabajo tan hermoso que hemos iniciado, somos parte de un trabajo apostólico que nos lleva a estar completos en todos los aspectos teniendo el objetivo bien claro.

Saludos a toda la Simiente del Señor Jesucristo, que juntos en espíritu y en verdad, estamos trabajando para la Obra de Dios.