TABERNÁCULO DE LOS CABOS

Establecimiento: 29 de Julio del 2007
Crónica Nuestro Caminar

POR EL HNO. MARIO DE LA LUZ HERNÁNDEZ

PASTOR EN LA CIUDAD DE LOS CABOS B.C.S.

 

"…hasta que sobre nosotros sea derramado el Espíritu de lo alto, y el desierto se convierta en campo fértil, y el campo fértil sea estimado por bosque."

Isaías 32:15

La forma en que nuestro Señor Jesucristo trabaja con sus hijos, es especial y única, ya que solo Él conoce el propósito que cada hijo cumplirá en su obra. Dios mueve las piezas de tal manera que hace mostrar su gloria y su divina gracia al mundo entero, pero solo sus predestinados tienen el honor de vivir en carne propia la palabra de nuestro Señor Jesucristo.

Éste punto de avance para la obra de Dios puede testificar esa sublime Gracia, ya que trabajó de una manera especial para que este lugar fuera testigo del poder supremo de nuestro Señor Jesucristo.

Ésta célula de vida principia en el año de 1997, cuando nuestra hermana Eugenia Severiano se encontraba visitando a su familia en la ciudad de Acapulco Guerrero, ella es invitada a unos servicios especiales en el Tabernáculo de la Ciudad de Acapulco. En estos servicios ella recibe la liberación de su carga y su vida es transformada. En ese momento ella se vuelve portadora de la semilla de vida, no solo para su familia, sino también para el lugar donde ella radica, Cabo San Lucas.

Nuestra hna. Eugenia Severiano, expone al hno. Carlos Santiago, Pastor del Tabernáculo de Acapulco, su sed por recibir más de esta agua de vida, para ella y para su familia. Ella regresa a la Cd. de Cabo San Lucas a finales del mes de mayo, trayendo las buenas nuevas a su familia, y lo que principia en pequeñas platicas familiares, se convierte en testimonio vivo para la familia Severiano y para sus amigos.

En ese entonces la familia Santos Severiano se congregaba en una Iglesia Cristiana, cuando ella regreso a casa, testifico a su pastor lo que estaba aconteciendo en otros Estados de la República, en ese momento se les cerraron las puertas para congregarse ahí. Viendo la necesidad que sus almas tenían sed por más de la Palabra de Dios, comenzaron a escuchar cintas de nuestro Profeta William Branham en la casa del hno. Gregorio Santos, Hijo de nuestra hermana.

A finales del mes de julio, el hno. Carlos Santiago responde a la petición de apoyo que hizo nuestra hna. Eugenia Severiano, y es enviado el hno. José Luis González juntamente con su familia, para predicar este Mensaje y así llamar a la simiente predestinada de Dios, que se encontraba en este lugar.El 1er. Servicio oficial se llevo a cabo el día 23 de julio de 1997, teniendo una asistencia de 10 personas adultas. En este mismo año, los hermanos viajan a su primera Reunión Nacional, que se llevó a cabo en la Cd. de México, en el mes de agosto. Esto sirvió como un impulso en el corazón de cada hermano que asistió, ya que fortaleció más su Fe para respaldar esta obra.

En julio de 1998 esta pequeña congregación recibe una visita especial, arriba a nuestros medios por primera vez el hno. Carlos Santiago y familia; y el Hno. Ezequiel Moran y familia. En esta visita, el hno. Ezequiel Moran compone un canto titulado "Pequeño Rincón", en el cual narra el principio de la obra en este lugar. Este canto quedo grabado en los corazones de cada uno de los hermanos que principiaron esta obra, y forma parte de nuestra historia, ya que vemos la gracia de Dios llegar hasta el lugar más alejado de la tierra.

Pequeño rincón,

Que Dios puso aquí,

Para manifestar,

La vida de Él.

Donde la simiente,

Brotando está

En este glorioso

Atardecer…

El tiempo ha venido en que Dios,

Te ha dado su luz para alumbrar…

En medio de la inmensa obscuridad

Que estuvo dominando este lugar…

Pequeño rincón de Dios

Resplandece, resplandece

Recibiste el Mensaje, a través de la belleza

De una obra establecida, en una hermosa montaña

Y cuando el Mensaje a ti llego

Cruzaste el mar con gozo y amor

Llegaste a un pequeño rincón

San Lucas, tierra de sol…

Mas ahora floreciendo está

Porque la luz Llego…

El Trabajo del Hno. José Luís González y su esposa, sirvió para sostener y fortalecer la Fe de cada hermano que se iba uniendo a este camino del evangelio. Siempre apuntando al crecimiento y desarrollo de un lugar que sirviera como hogar y refugio del alma desolada. Durante esta etapa de formación, son asistidos por el hno. Carlos Santiago pastor de Tabernáculo de la Cd. de Acapulco, quien a su vez, trabaja bajo la visión de nuestro Apóstol Mexicano, el hno. Alfredo González, Pastor del Tabernáculo de la Cd. de México.

El 12 de marzo de 1999, se recibe la visita de nuestro Hno. Alfredo González Domínguez y nuestro hno. Carlos Palacios, quienes desarrollan una serie de pláticas para marcar la importancia de tener un lugar dedicado a Dios, así como tener gente fiel que respalde en todo tiempo el trabajo. De esta manera se establece el primer plan de trabajo al cual se liga esta pequeña célula, con el fin de lograr la adquisición del terreno para el tabernáculo y la construcción del mismo.

Para el día 1 de abril del año 2000 se dedico un salón de 60 metros cuadrados para los servicios de oración y fue conocido como "El pequeño rincón". Pero esto solo fue el inicio del trabajo, un trabajo que llevó el esfuerzo de hombres, mujeres y niños de Fe. Ya que estos muros pueden testificar el esfuerzo que cada hermano, desde el más pequeño hasta el más grande, puso en la edificación del Templo de Dios.

Para el año 2001, la primera parte del objetivo es logrado, ya que se cuenta con un lugar dedicado para la adoración de nuestro Señor. En esta etapa de trabajo el lugar es dedicado con el nombre de "Luz Resplandeciente", ahora una Misión en busca de un crecimiento y lograr ser una Iglesia digna del Espíritu Santo. Esta es la primera etapa de trabajo que para finales del año 2002 se empieza a cerrar.

En el reloj de nuestro Señor todo tiempo es cumplido, lo que inicio como una célula de vida ahora se convierte en una pequeña misión, hambrienta de de este Mensaje que es vida para el alma. Ningún trabajo es fácil, y menos para la obra de Dios, ya que el enemigo siempre está al asecho, esperando el mínimo descuido para tomar a su presa y devorarla.

El estado de la Misión pide a gritos un cambio, pero nada es fácil. A principio del año 2003 esta Misión empieza a caminar por el puente de transición. Son cinco meses de espera, cinco meses de incertidumbre, estos meses fueron difíciles ya que Dios empieza a marcar la vuelta de esquina para este lugar. La moneda está en el aire, y nuestro Apóstol, el Hno. Alfredo González esta a espera de la respuesta de parte de Dios, para comenzar una nueva etapa en esta Misión.

La respuesta llega a manos de nuestro Apóstol Alfredo González, y para el día 13 de julio del año 2003, la misión es puesta en manos del hno. Mario De la luz Hernández, ministro del Tabernáculo de la Cd. de México. Ligado a un nuevo plan de trabajo, inicia una nueva etapa de formación para esta Misión. Y el día 7 de agosto, arriba el hno. Mario De la luz Hernández, su esposa la Hna. Teresa González Hernández y sus hijas; Esmeralda, Rubi, Perla y Gemma De la luz González.

Ligados a una nueva forma de trabajar, la Misión se encamina a la siguiente etapa de trabajo. El caminar no es fácil, y el crecimiento siempre es doloroso, pero es necesario para el desarrollo de esta Misión. Los cambios son difíciles y en ocasiones nuestra naturaleza no quiere dejar nuestros viejos hábitos, nuestras viejas costumbres. Pero cuando Dios se hace presente en nuestras vidas comenzamos a ver la vida de otra manera, con una visión espiritual y ya no literal.

En Febrero del 2005 se marca un tiempo especial para las Misiones de nuestro país. Ya que en la primera Reunión Ministerial se forma el Plan de Trabajo Nacional 2005 "La Transmisión", llevada a cabo en Hidalgo. Y Esta Misión es tomada en cuenta. Así que nuestro hno. Mario De la luz, a su regreso a nuestra localidad, inicia con el trabajo establecido. Lograr que la Misión tenga la experiencia del Nuevo Nacimiento, no es fácil, pero con la ayuda del Ministerio Mexicano esto no es imposible.

Pasar a ser una Iglesia Nacida de Nuevo, donde Dios reconociera a su pueblo y a su ministro, se hace una realidad el día 23 de octubre del año 2005, ya que el trabajo del Hno. Alfredo González da frutos y se logra el Nuevo Nacimiento como Iglesia, con la presencia del Espíritu Santo para bendecir este acontecimiento. Cuando se logra una victoria, el nombre es cambiado, y desde ese momento se principia a trabajar bajo el nombre de "Tabernáculo de la Ciudad de Los Cabos".

Arribamos al año 2006 siendo testigos del Tercer Jubileo en una misma Edad. Un tiempo glorioso y lleno de nuevos retos, en el que participamos de esta gran celebración. Con Gozo y Alegría escuchamos la trompeta de liberación en nuestras Tierras y a base de esfuerzo y sacrificio logramos estar en el Tabernáculo de la Ciudad de México en agosto de este año, donde participamos de esta bendición que el Señor Jesucristo nos dio a través de Nuestro amado Pastor y Apóstol Alfredo González.

Para febrero del año 2007 el hno. Mario De la luz asiste a la primera Reunión Ministerial y de esta manera se liga al "Plan de Trabajo 2007". Trayendo así un nuevo objetivo para esta Misión Nacida de Nuevo: El Establecimiento de la Iglesia. Un objetivo que no fue nada fácil de cumplir. Ya que el enemigo siempre busca la manera de que la Novia de Dios no logre el cumplimiento de sus Promesas.

Y por la gracia de Dios, los días 28 y 29 de julio de ese año, Dios miró a bien darnos la promesa de ser una Iglesia Establecida. El lograrlo no fue fácil, ya que nos ligamos a pláticas de establecimiento que llevaron a cabo Ministros del Tabernáculo de la Cd. de México. Damos gracias a nuestros hermanos: Jaime Quintanilla, Julio Cesar Gómez y Otniel González, quienes ligados a la visión de nuestro hno. Alfredo González, trabajaron juntamente con nuestro hermano Mario de la luz, para que esta promesa arribara a nuestros medios. Con bajas en nuestras filas de batalla, logramos ser un nuevo puesto de avance. El 29 de julio del 2007 fuimos declarados una Iglesia Establecida ligados a un nuevo nombre "Tabernáculo de Los Cabos".

Ahora, contando con gente establecida en la Fe, se abre un tiempo de fortalecimiento y formación, para alcanzar el siguiente paso "El bautismo del Espíritu Santo". Cada fase por la que pasa una Iglesia tiene su propio afán, tiene resistencias que el enemigo pone que en ocasiones podemos llegar a pensar que no lograremos alcanzar las promesas que Dios tiene para sus hijos.

Pero Él, pone en nuestros medios una canasta de recursos, los cuales alimentan nuestra Fe y fortalecen nuestro ser espiritual para seguir adelante. Muchos de nuestros hermanos van quedando en el camino, pero es parte de esta gran lucha. Una lucha que se vive día a día y que solo con la ayuda de Dios se puede vencer.

El 31 de agosto del 2008, arriba a nuestros medios el Bautismo del Espíritu Santo, después de un arduo trabajo se logra un paso más en este camino cristiano. Pero no fue fácil, ya que la Iglesia tuvo que retomar la genuina oración. Regresar a esa intimidad con Dios. Poder vencer el tiempo y el espacio, para lograr un encuentro con nuestro Creador no fue nada fácil.

Se tuvieron muchos desvelos y encuentros en la montaña, encuentros en la madrugada, tan íntimos que pasan a ser experiencias únicas e inigualables con aquel que nos dio la vida.

En el año 2009 celebramos con júbilo las 100 Primaveras del Nacimiento de Nuestro Profeta, y en ese entonces nuestro Apóstol abre la pregunta ¿Cuantas primaveras mas Señor? Sus efectos fueron especiales, ya que aun los vivimos en nuestros días. Este año, fue un año para analizar nuestros resultados, como persona, como familia y como Iglesia. Y también fue un año de preparación para recibir lo que venía.

Año 2010, nuestra primera Convención Internacional "Un Viaje A Través Del Tiempo". Se abre la Edad Apostólica en nuestra nación y nos complace ser parte de este gran avivamiento. Para el año 2011, asistimos a nuestra Segunda Reunión Internacional "Un Viaje A Través Del Tiempo Segunda Parte" siendo confirmados en esta nueva etapa del Mensaje de la Hora.

Ésta unción no llego aquí solamente, esta unción ha viajado hasta nuestros jóvenes que en mayo del año 2012 asistieron a la Reunión Juvenil en San Juan del río Querétaro. Siendo un tiempo glorioso para cada joven que asistió y fue testigo de las promesas que Dios tiene para ellos. Este no es un Mensaje para gente anciana, este Mensaje de Restauración es también para cada joven que quiere esa vida eterna.

En nuestro tiempo, Dios está lidiando con un Ministerio Joven, que tiene ganas de llevar este mensaje hasta los lugares más escondidos de nuestra Nación y del Mundo entero.

Estamos agradecidos con Dios por el cuidado que tiene para esta Iglesia, ya que no ha importado la distancia ni la inversión económica que el Ministerio Mexicano hace, para llevar el Mensaje a lugares tan escondidos y alejados como es el caso de nuestra localidad.

Y en esta año 2013 podemos decir que somos parte de Isaías 54:1-5: "Regocíjate, oh estéril, la que no daba a luz; levanta canción y da voces de júbilo, la que nunca estuvo de parto; porque mas son los hijos de la desamparada que los de la casada ha dicho Jehová. Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas; no seas escasa; alarga tus cuerdas, y refuerza tus estacas. Porque te extenderás a la mano derecha y a la mano izquierda; y tu descendencia heredara naciones, y habitara las ciudades soladas. No temas, pues no serás confundida; y no te avergüences, porque no serás afrentada, sino que te olvidaras de la vergüenza de tu juventud, y de la afrenta de tu viudez no tendrás mas memoria. Porque tu marido es tu Hacedor; Jehová de los ejércitos es su nombre; y tu Redentor, el santo de Israel; Dios de toda la tierra será llamado." Ya que la LUZ, el TIEMPO y el TRABAJO de un Ministerio Quíntuple (Efesios 4:11) operando en nuestro País ha dado los RESULTADOS que el Espíritu Santo demanda en nuestro tiempo.